Wednesday 13 may 3 13 /05 /May 07:12

Oración por la Mujer

Gracias, Dios Padre Bueno, por el amor que nos tienes;
porque nos has creado a tu imagen y semejanza
en la condición de varón y mujer;
para que, reconociéndonos diferentes,
busquemos complementarnos:
el varón como apoyo de la mujer
y la mujer como apoyo del varón.

Gracias, Padre Bueno, por la mujer
y su misión en la comunidad humana.

Te pedimos por la mujer que es hija:
que sea acogida y amada por sus padres,
tratada con ternura y delicadeza.

Te pedimos por la mujer que es hermana:
que sea respetada y defendida por sus hermanos.

Te pedimos por la mujer que es esposa:
que sea reconocida, valorada y ayudada por su esposo,
compañero fiel en la vida conyugal;
que ella se respete y se dé a respetar,
para vivir ambos la comunión de corazones y anhelos
que se prolongan en la fecundidad de una nueva vida humana,
participando así en la máxima obra de la creación: el ser humano.

Te pedimos por la mujer que es madre:
que reconozca en la maternidad el florecimiento de su feminidad.
Creada para la relación,
sea sensible, tierna y abnegada en la educación de cada hijo;
con la dulzura y la fortaleza,
la serenidad y la valentía,
la fe y la esperanza
que van forjando la persona, el ciudadano, el hijo de Dios.

Te pedimos por las mujeres buenas y generosas
que han entregado su vida para realizar la nuestra.

Te pedimos por las mujeres que se sienten solas,
por las que no encuentran sentido a su vida;
por las marginadas y usadas como objeto de placer y de consumo;
por las que han sido maltratadas y asesinadas.

Te pedimos, Padre Bueno, por todos nosotros, varones o mujeres;
que nos sepamos comprender, valorar y ayudar mutuamente,
para que en la relación, amable y positiva,
colaboremos juntos al servicio de la familia y de la vida.

Amén.



Despertar…

Llega un momento en tu vida en que finalmente te das cuenta.

Cuando en el medio de todos tus miedos e insania te detienes de repente en tu camino y en algún lado tu voz interior grita:

¡Basta!

Basta de pelear y llorar y forcejear para mantenerte en ese lugar.

Entonces tu sollozo se apaga, te limpias las lágrimas y comienzas a mirar el mundo a través de nuevos ojos.

¡Esto es tu despertar!

Te das cuenta que llegó el tiempo de dejar de esperar y esperanzarse en los cambios, la felicidad, la seguridad o la protección que van a venir a tu encuentro alguna vez.

Llegas a la conclusión de que ella o el no es Princesa o Príncipe, y de que tu no eres Cenicienta o Ceniciento; que en el mundo real no siempre hay finales justos, o comienzos, y de que cualquier garantía de “eterna felicidad” comienza únicamente por ti mismo, y durante este proceso, una sensación de serenidad nace de la aceptación.

Te despiertas a la realidad de que no eres perfecto, y que los demás no siempre van a amar, apreciar o aprobar quien o que eres, y eso esta bien.

Paras de criticar y maldecir a otras personas por las cosas que te hicieron o dejaron de hacer, y aprendes que lo único con lo que cuentas es lo inesperado.

Aprendes que la gente no siempre dice lo que piensa o piensa lo que dice; y que no todos van a estar para ti y que no siempre se trata de ti.

Entonces aprendes a sostenerte por ti mismo y a cuidarte, y en el proceso nace la confianza.

Paras de juzgar y apuntar con el dedo y comienzas a aceptar a la gente como es, con sus defectos y debilidades, y en el proceso, una sensación de paz y contento nace del perdón.

Te das cuenta de que de la manera en que te ves a ti mismo y al mundo que te rodea, es resultado de todos los mensajes y opiniones que implantaron en tu psiquis.

Aprendes a abrirte a nuevos mundos y puntos de vista.

Empiezas a redefinir y reestimar quien y que eres, y para que estas.

Aprendes la diferencia entre pretender y necesitar, y de a poco descartas doctrinas y principios que nunca deberías haber adoptado; y en el proceso, aprendes a confiar en tu propio conocimiento.

Aprendes que es dando que recibimos, que hay un poder y gloria en crear y contribuir; y dejas de maniobrar atravesando la vida como un mero consumidor.

Aprendes que principios como honestidad e integridad, no son ideales obsoletos de una era pasada, sino los cimientos que sostienen la fundación a partir de la que debes construir tu vida.

Aprendes que no lo sabes todo, que no es tu trabajo salvar al mundo y que no podes hacer que un chancho cante.

Aprendes a distinguir entre culpabilidad y responsabilidad; y la importancia de poner límites y decir no.

Aprendes que la única cruz a cargar es la que elegiste llevar ,y que los mártires son quemados en la hoguera.

Entonces aprendes sobre el amor, el romántico y el familiar.

Aprendes como amar, cuanto dar en el amor, o cuando alejarte; y ya no proyectas tus necesidades en una relación.

Aprendes que no vas a ser más hermoso, más inteligente, más adorable o importante por la mujer o el hombre que va de tu brazo o el niño que lleva tu nombre.

Que así como las personas crecen o cambian, así sucede con el amor.

Aprendes que estar solo no significa estar en soledad, y te miras al espejo y te das cuenta que tal vez nunca vas a tener un talle 3 o un perfecto 10, y paras de competir con la imagen implantada en tu cabeza.

Aprendes que sentir que tienes derechos esta bien, como lo esta querer y pedir por lo que queres.

Llegas a la conclusión de que mereces ser tratado con amor, cuidado, sensibilidad y respeto, y no vas a aceptar menos que eso.

Aprendes que tu cuerpo es tu templo. comienzas a cuidarlo y tratarlo con respeto, alimentándote de manera equilibrada, tomando mas agua y más tiempo para ejercitarte.

Aprendes que la fatiga disminuye el espíritu y puede crear duda y miedo, entonces tomas más tiempo para descansar.

Y, como la comida alimenta al cuerpo, reír alimenta tu alma, entonces tomas más tiempo para reír y jugar.

Aprendes que por cualquier objetivo que vale la pena alcanzar, vale la pena luchar, y que querer que algo suceda, es diferente a trabajar para su concreción.

Más importante, aprendes que para alcanzar el éxito necesitas dirección, disciplina y perseverancia.

Que no se puede hacer todo solo, y que está bien arriesgarse y pedir ayuda.

Aprendes que lo único que debes temer, es al miedo en si mismo. Atraviesas tus miedos porque sabes que puedes superar lo que suceda, y por que rendirse al miedo es rendirse a tu derecho de vivir la vida en tus propios términos.

Aprendes que vivir no siempre es justo, que no siempre obtendrás lo que piensas que mereces y a veces malas cosas les suceden a buenas personas.

Nadie te castiga o falla en responder tus plegarias. solo es la vida sucediendo.

Aprendes a lidiar con lo malo en su más primario estado: el Ego.

Que sentimientos negativos como rabia, envidia y resentimiento deben ser entendidos y redirigidos, o sofocarán tu vida, envenenando el universo que te rodea.

Aprendes a admitir tus equivocaciones, y a construir puentes, no paredes.

Aprendes a ser agradecido y a disfrutar de cosas que no tomamos en cuenta, cosas que millones de personas apenas si pueden soñar: la heladera llena, el agua potable, una cama tibia y blanda o una ducha caliente.

Lentamente, comienzas a tomar responsabilidad de ti mismo por ti mismo, y te prometes nunca traicionarte y nunca, pero nunca transar por menos de lo que tu corazón desea.

Entonces cuelgas un mensajero del viento afuera de tu ventana, para que cada vez que lo escuches te recuerde que sigas sonriendo, sigas creyendo y abierto a toda maravillosa posibilidad.

Finalmente, con coraje en tu corazón y la fe de tu lado, te pones de pie, respiras profundamente, y comienzas a diseñar la vida que queres vivir, de la mejor manera posible.


Tu corazón guarda…

Tu corazón guarda, muy ocultos, tus sueños.

Hoy es el día de comenzar a convertirlos en realidad.

Este es el desafío más importante que te propone la vida.

Diferentes caminos abren frente a ti infinitas posibilidades y solo tú puedes elegir a dónde dirigir tus pasos.

Tus anhelos tal vez estén aún sin explorar, tal vez te cueste todavía nombrarlos, darles una definición precisa o imaginar siquiera qué deseas para ti en el futuro.

Sabes sí, con íntima certidumbre que ansías algo distinto a lo que tienes hoy, que tu meta no se parecerá a ninguna otra…

Sabes que será mejor, incluso, que aquella que desean para ti los que te aman… porque será tuya.

Pero, a veces, tu corazón guarda también, junto a tus sueños, silenciosos miedos.

Miedo a lo desconocido, miedo a fracasar, miedo a crecer, miedo a recorrer el camino en soledad…

Entonces, cuando el mundo exterior te parezca difícil de afrontar, cuando sientas que la presión se te hace casi insoportable… busca la fuerza en tu interior.

Encuentra un momento de paz para meditar de dónde vienes y a dónde quieres ir.

Descubrirás que el poder de generar el cambio está dentro de ti.

Eres una persona única… capaz de lograr todas las metas que te propongas, por difíciles que sean, por inciertas que se te presenten.

Tu coraje y tu entusiasmo son los recursos con los que cuentas para llegar hasta la victoria.

Nunca creas que tus armas, por ser pocas, son ineficaces: nada es más fuerte que tu pensamiento, nada es más seguro para lograr lo que deseas que tu convicción de que podrás hacerlo.

Si otros han conseguido alcanzar objetivos parecidos a los tuyos, esto significará para ti que es posible hacerlo; si nadie, hasta hoy, ha podido lograr lo que sueñas, tu desafío será mayor, pero nunca creas que eso lo hace imposible.

Por momentos, la preocupación frenará tu marcha, pero cuando llegue la calma después de la tormenta, comenzarás a ver con nuevos ojos todos los dones que has recibido en la vida.

Cuando dudes de ti, cuando sientas que estás a punto de desfallecer, no permitas que el desaliento te haga perder el rumbo. Concéntrate en tu objetivo y encamínate hacia la meta.

Cuando te enfrentes con obstáculos que parezcan abrumadores, busca un nuevo rumbo y marcha en una nueva dirección. Es posible que encuentres una maravillosa sorpresa esperándote a la vuelta del camino.

Tienes el poder de hacer de tu propio mundo un lugar mejor. Tú decides a cada instante hacia donde orientar tus actitudes. Si tus pensamientos son positivos, harás que tu mundo también lo sea.

Recuerda que cada bifurcación te obligará a escoger entre un sendero y otro; recuerda que para llevar un sueño hasta el límite de su conquista tendrás, quizás, que abandonar otro.

Estas elecciones casi nunca son sencillas: a veces querrás inclinarte simplemente por el sueño más fácil; otras, intentarás silenciar tus anhelos más profundos cambiándolos por una cómoda rutina…

Pero llegará el momento en que debas tomar tus decisiones. Piensa bien la consecuencia que tendrá cada una de ellas en tu mañana, déjate guiar por la intuición: confía en tu corazón.

Entona tu propia canción con la seguridad de que existe en tu interior una hermosa melodía.

¡Compártelo con el mundo!

Prepárate para el éxito…

Explora tus oportunidades…

Vive a pleno cada momento…

Piensa que cada paso es valioso en sí mimo y, a la vez, te acerca un poco más a tu meta.

Necesitarás de la paciencia tanto como de la voluntad para alcanzar tu objetivo…

Si vislumbras claramente ese sueño en tu horizonte, pero te parece que se aleja en lugar de acercarse, ten la certeza de que si sigues buscando las estrellas, ellas serás tuyas muy pronto.

Persigue, sin claudicar, todos tus sueños.

Tu vida se verá enriquecida, las puertas se te abrirán y alcanzarás cada una de tus metas.

Escucha tu corazón. Confía en ti.


¿Cuál es… ?

1.- ¿Cuál es el día más bello?
HOY

2.- ¿Cuál es la cosa más fácil?
EQUIVOCARSE

3.- ¿Cuál es el obstáculo más grande?
EL MIEDO

4.- ¿Cuál es el mayor error?
ABANDONARSE

5.- ¿Cuál es la raíz de todos los males?
EL EGOÍSMO

6.- ¿Cuál es la distracción mas bella?
EL TRABAJO

7.- ¿Cuál es la peor derrota?
EL DESALIENTO

8.- ¿Quíenes son los mejores profesores?
LOS NIÑOS

9.- ¿Cuál es la primera necesidad?
COMUNICARSE

10.- ¿Qué es lo que hace más feliz?
SER ÚTIL A LOS DEMÁS

11.- ¿Cuál es el misterio más grande?
LA MUERTE

12.- ¿Cuál es el peor defecto?
EL MAL HUMOR

13.- ¿Cuál es la persona más peligrosa?
LA MENTIROSA

14.- ¿Cuál es el sentimiento más ruín?
EL RENCOR

15.- ¿Cuál es el regalo mas bello?
EL PERDÓN

16.- ¿Qué es lo más imprescindible?
EL HOGAR

17.- ¿Cuál es la ruta más rápida?
EL CAMINO RECTO

18.- ¿Cuál es la sensación más grande?
LA PAZ INTERIOR

19.- ¿Cuál es el resguardo más eficaz?
EL OPTIMISMO

20- ¿Cuál es la mayor satisfacción?
EL DEBER CUMPLIDO

21.- ¿Cuál es la fuerza más potente del mundo?
LA FE

22.- ¿Cuáles son las personas más necesarias?
LOS PADRES

23.- ¿Cuál es la cosa mas bella de todas?
EL AMOR


Y tú… ¿que has hecho?

Martes, 18 Marzo, 2008

Tú que reclamas lo que no recibes;
¿ya pensaste en lo que no das?
¿y en lo que sí recibiste?

Tú que te lamentas porque sufres;
¿ya pensaste en cuánto haces sufrir?
¿y que puedes evitar sufrir amando suficiente?

Tú que condenas el error;
¿ya descubriste cuánto has errado?
¿y que buscando los aciertos serás feliz?

Tú que te dices amigo sincero;
¿ya analizaste tu sinceridad?

Tú que te quejas de penurias,
¿ya viste cuánto posees más que otros?

Tú que criticas el mundo;
¿ya hiciste algo para mejorarlo?

Tú que sueñas con el cielo,
¿que has hecho para extinguir el infierno?

Tu, que te dices modesto;
¿te sientes orgulloso de parecer humilde?

Tú que condenas el mal;
¿has hecho el bien también a quienes hacen mal?

Tú que tanto lamentas las tinieblas,
¿has reforzado la luz?

Tú que pides comprensión,
¿te has preocupado por los demás?

Tú que te quejas de soledad;
¿has brindado tu compañía a un amigo?

Tú que anhelas la concordia;
¿has sembrado armonía y paz en tu camino?

Tú… ¿qué has hecho?.

Sencillas reglas

Viernes, 2 Febrero, 2007

La vida sería tan fácil… si todos tuviésemos siempre en cuenta estas sencillas reglas:

Si abriste, cierra
Si encendiste, apaga
Si conectaste, desconecta
Si desordenaste, ordena
Si ensuciaste, limpia
Si rompiste, arregla
Si no sabes arreglar, busca al que sepa
Si no sabes qué decir, cállate
Si debes usar algo que no te pertenece, pide permiso
Si te prestaron, devuelve
Si no sabes cómo funciona, no toques
Si es gratis, no lo desperdicies
Si no es asunto tuyo, no te entrometas
Si no sabes hacerlo mejor, no critiques
Si no puedes ayudar, no molestes
Si prometiste, cumple
Si ofendiste, discúlpate
Si no sabes, no opines
Si opinaste, hazte cargo
Si algo te sirve, trátalo con cariño



Por LADORYMA - Publicado en: REFLEXIONES
Escribir un comentario - Ver los 1 comentarios
Volver a la página principal

Texto Libre

Presentación

Perfil

  • LADORYMA
  • LADORYMA
  • Hombre
  • television cristiana reflexiones cristian mp4 cristianos documentales cristia software cristiano
  • VIVIENDO EN APSON,SOLTERO,CURIOSO DE LA PALaBRA DEL SEÑOR,CINEFILO,SOFTWAREMAN...ETC.

Archivos

Calendario

October 2014
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
<< < > >>

Recomendar

Últimos Comentarios

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso